04 Las Inspiraciones de la soledad en Nogales, por Doña. Carmen Fernández-Daza Álvarez.

 

CARMEN FERNÁNDEZ-DAZA ÁLVAREZ

      Doctora en Filología (UCM, 1993). Es directora y profesora en el Centro Universitario Santa Ana (CUSA), adscrito a la Universidad de Extremadura y distinguido con la medalla de la Comunidad Autónoma en 2016, académica de número de la RAEX (2013) y miembro de su Mesa (2015) y patrona de la Fundación Muñoz Torrero. Fue presidenta de la UBEX (2003-2011), vicepresidenta de la Asociación Histórica de Almendralejo (2009-2019) y fue distinguida con la medalla de oro de la provincia de Badajoz (2019). Además de la docencia universitaria, ha ejercido como profesora en Bachillerato (1993-1998), Educación Secundaria Obligatoria (1998-2000) o en la Universidad de Mayores de Extremadura (2009-2011). Ha organizado 17 exposiciones bibliográficas (dos de ellas dedicadas a Carolina Coronado) y ha sido miembro de numerosos comités científicos y organizadores de congresos, así como de jurados de premios de investigación y de creación literaria. De entre los artículos y libros publicados señalaremos, por su relación con el objeto de las Jornadas presentes, los siguientes títulos: La familia de Carolina Coronado. Los primeros años en la vida de una escritora (2011); Medellín y Hernán Cortés en la obra de dos escritoras extremeñas del siglo XIX: Carolina Coronado y Vicenta García Miranda (2013); El Paseo epistolar de Carolina Coronado (2015) “Poetas extremeñas del siglo XIX” (2011); “Yo no puedo seguirte con mi vuelo” (2012) o “Y Extremadura se hizo poesía” (2012).  En la actualidad prepara la edición de dos obras de teatro inéditas de Carolina Coronado y la publicación facsimilar del periódico El Pensamiento, dirigido por Pedro y Carolina Coronado. Se halla en imprenta una biografía sobre Carolina Coronado, escrita de manera conjunta con Isabel María Pérez García (Editora Regional de Extremadura).


Las Inspiraciones de la soledad en Nogales

 

RESUMEN:

La dehesa “La Jarilla”, en el término municipal de Nogales, fue uno de los enclaves extremeños predilectos de la escritora Carolina Coronado. Sus estancias en la finca agropecuaria de su abuela y sus tíos fueron muchas y prolongadas. Incluso, una vez casada, quiso compartir con Horacio Perry aquel paraje tan amado por ella, desplazándose a la finca familiar para mostrar a su marido las excelencias del campo extremeño donde había sido tan feliz. Tanta fue la devoción de la escritora por “La Jarilla”, que su tío Pedro Romero Falcón, en disposición testamentaria, le concedió derecho perpetuo de habitación en el cortijo (1867). Carolina Coronado escribió un conjunto de obras literarias en la magnífica dehesa de Nogales y quiso dejar constancia de su especial relación con aquel enclave fechando en él sus textos. En la ponencia analizaremos el conjunto de la obra literaria (poesía, ensayo y novela) creada en los campos de “La Jarilla” o en los enclaves próximos a ella (Salvatierra de los Barros).